Avances en inclusión de personas con discapacidad en Chile | Noticia

Conoce los principales hitos a nivel nacional que reflejan cómo nuestro país avanza hacia una sociedad más inclusiva.

- El 2006 la Organización de las Naciones Unidas promulgó la Convención de los Derechos para las Personas con Discapacidad. Este documento establece que la discapacidad no es una falla o déficit que está en la persona, sino que resulta de la interacción entre la persona con los obstáculos y barreras que pone su entorno, impidiendo que pueda participar plena y efectivamente en la sociedad.

- El 2010, se promulgó la Ley N° 20.422, que establece Normas sobre la Igualdad de Oportunidades e Inclusión Social de Personas con Discapacidad. Su objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad en distintos ejes: 1) acceso a la cultura, información y comunicaciones; 2) accesibilidad al entorno físico y al trasporte; 3) educación; 4) capacitación e inserción laboral.

- El 2015, el Ministerio de Desarrollo Social publicó los resultados de la Segunda Encuesta Nacional de la Discapacidad.

En la población chilena de 18 años o más, el 20% presenta algún tipo de discapacidad (el 11,7% es. leve o moderada, mientras que el 8,3% es severa). También se observa que el porcentaje de personas con discapacidad aumenta según el tramo de edad, llegando al 38% en las personas de 60 años o más. Esto nos muestra que la discapacidad no sólo es congénita o de nacimiento, sino que puede ser adquirida por accidentes o enfermedades.

En cuanto al acceso a la educación, la Encuesta muestra que las personas con discapacidad leve a moderada, de 18 años o más, tienen un promedio de 9,6 años de escolaridad. El 15% de las personas con discapacidad está estudiando en la educación superior o ha completado sus estudios superior, en comparación con el 34,4% de la población sin discapacidad.

- El 2016, se publicó en el Diario Oficial la modificación de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones que adecúa dicho reglamento a las exigencias de la Ley 20.422. Esto significa que al 3 de marzo de 2019, los edificios existentes, de uso público o que presten servicio a la comunidad, deberán efectuar las adecuaciones necesarias que les permitan ser accesibles y utilizables por personas con movilidad reducida en forma autónoma. Esto significa velar para que los espacios sean accesibles para todos: veredas, pasarelas peatonales, parques, plazas, ascensores, desde el estacionamiento hasta todos los recintos de uso público. En abril de 2017, el Senado aprobó el Proyecto de Ley de Inclusión Laboral para Personas con Discapacidad. La iniciativa establece, entre otras materias, una reserva del 1% de empleos en empresas públicas y privadas de 100 o más trabajadores.